viernes, 12 de septiembre de 2008

El Bombero Español Eduardo Llanos y Alvarez de las Asturias y el Combate Naval de Iquique


Don Eduardo Llanos Álvarez de las Asturias nació en Corao, concejo de Cangas de Onis, el 12 de agosto de 1833. Sus padres, don Benito Llanos de Noriega y doña Isabel Álvarez de las Asturias Nava y Posada, residían en el Palación, casa solariega de la familia Noriega. Aquí nacieron los hijos del matrimonio: Amalia, Bernardo, Eduardo, Leandro, Luisa, Ana, Rodrigo y Felipe. Eduardo acudió a la Escuela de Corao Castillo hasta los diez años.
En 1843, se trasladó a vivir a Gijón junto a sus tías doña Eulalia y doña Teresa Llanos de Noriega, con el fin de proseguir sus estudios. En septiembre de 1846, fue admitido en la Escuela Especial de Gijón, antiguo Real Instituto Asturiano fundado por don Garpar Melchor de Jovellanos; en este centro cursó los estudios de Cálculo y Náutica, graduándose en junio de 1850....



Su padre, don Benito, decidió entonces enviarlo a América. Salió en dirección a Cádiz en septiembre de aquel mismo año y desde allí embarcó el 30 de diciembre.

Eduardo Llanos el español cuyo paso por Chile lo transforma en uno de los más importantes y señeros iconos patrios de nuestro país. El rescatar el cuerpo del Comandante de la Esmeralda don Arturo Prat Chacón luego del Combate Naval de Iquique el 21 de mayo de 1879, dado el abandono en que se encontraba, lo hace merecedor del respeto y gratitud de todos los chilenos a través del tiempo.

Su gesto fue motivo para que la colonia española fuera reconocida especialmente por la sociedad chilena, lo que estimuló la fundación del Círculo Español el 1º de febrero de 1880. Como es sabido, esta institución es la madre de todas las instituciones españolas a excepción de la Soc. de Beneficencia Española, en cuya fundación participó don Eduardo. En este contexto don Eduardo Llanos se transforma, también en un icono de la colectividad española en Chile.

También fue bombero voluntario, siendo el primer Director de la Compañía Española de Bomberos de Iquique, participando este asturiano como organizador de esa ciudad chilena. De regreso a la capital fue bombero de la 10ª Cía. “Bomba España” de Santiago incorporándose a esa unidad bomberil en 1892, el año de su fundación.

Llega a Valparaíso en mayo de 1851, un mes ante de la fundación del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso (30 junio 1851), primer Cuerpo de Bomberos de la República. En el puerto da inicio a una exitosa carrera comercial y comprometida actividad en las Instituciones Españolas del país. El año 1863, es elegido tesorero de la Sociedad Española de Beneficencia fundada en Santiago el año 1854, entidad a la que entregó gran parte de sus esfuerzos, la que fue disuelta a causa de la guerra con España el año 1866. En 1874, forma parte de la comisión en Valparaíso para la primera exposición Internacional (exposición del coloniaje) que se organizara en Chile a instancias de don Benjamín Vicuña Mackenna (3ª Cía. “Claro y Abasolo” de Stgo.) en 1873.

Siendo Iquique territorio peruano, se funda en 1870 la Compañía de Bomberos Peruana “Iquique” Nº1. Luego de ser abandonada por los peruanos y gobernada por Chile, la compañía se reorganiza por la colonia española y se nomina como “Iberia”. Según nos relata don Rafael de la Presa “el 21 de mayo año 1881, se iza en el cuartel, por primera vez en Chile desde el bombardeo de Valparaíso, la bandera española”.

Tras la gesta heroica de Iquique, surge para la historia de nuestro país, la gran figura de don Eduardo Llanos. Los cadáveres del Capitán Arturo Prat Chacón, el Teniente 2º Ignacio Serrano Montaner y el Sargento 2º de Artillería de Marina Juan de Dios Aldea Fonseca gravemente herido (fallece 3 días más tarde) fueron desembarcados del acorazado Huáscar; en la tarde de aquel miércoles 21, y dejados en la puerta del edificio de Gobierno Peruano (hoy ex edificio de la Aduana), expuestos en la vía pública, en la calle situada entre el Muelle y la Aduana, expuestos a la burla y al vejamen público. Además en las celdas de dicho edificio, quedan detenidos como prisioneros de guerra los sobrevivientes de la tripulación heroica de la “Esmeralda”.

El destino de estos marinos parecía ser la fosa común donde sus restos se confundirían y perderían. Tal vez el asturiano Eduardo Llanos no haya pensado en la posteridad, pero sin duda que se sintió conmovido por sentimientos aún más elementales y ajenos a sentimientos nacionales, como la piedad y la dignidad humana; por ello encabezó la iniciativa de solicitar a la autoridad militar peruana, un gesto de caballerosidad y humanismo para darles una cristiana sepultura. La autoridad accede con la condición que fuese en silencio, sin cortejo y sin colocar ninguna marca en sus tumbas. Es acompañado por el gallego Benigno Posadas (presidente de la Sociedad Española de Beneficencia de Iquique, fundada en 1877), el español, residente temporal en Iquique, don Jaime Puig y Verdaguer, don Santos de la Presa Casanueva y otros miembros de la colectividad hispana.

Al momento de ser entregados los cuerpos de Prat y Serrano, son trasladados a la 1ª Cía. de Bomberos; aunque un gran número de de voluntarios eran españoles y de otras nacionalidades, aun no tomaba el nombre de “Española”. En este cuartel se fabrican en forma rápida las dos cajas fúnebres con tablas de botes pesqueros que facilitan cuatro boteros chilenos.
Eduardo Llanos utiliza como mortajas un juego de sábanas, las cuales en una de sus esquinas tenían bordadas sus iniciales.

Una vez terminadas las dos cajas fúnebres, la comitiva marchó con los ataúdes al cementerio que en esa época estaba en el extremo de la ciudad; hoy está en medio de Iquique. Los restos fueron llevados en carretas, dignos, mudos e inmutables, pese a algunas miradas y gestos burlescos de los transeúntes peruanos con que se toparon, hasta llegar al cementerio más triste del mundo, sin cipreses, sin flores, sin verdor, todo árido, todo polvoriento y cálido.
Allí contempló por última vez la faz del capitán Prat, lívida como la amarillenta cera de un velón y con una profunda herida en la sien, y le tocó escribir con tinta negra, sobre una cruz improvisada: Arturo Prat Chacón, Mayo 21 de 1879.

Hay que destacar que un alto porcentaje de ciudadanos en Iquique eran chilenos, a tal punto que formaron una Compañía Chilena de Bomberos Nº6 de Ganchos, Hachas y Escaleras. Al producirse el bloqueo fue cerrada por la autoridad peruana; además después del combate, temiendo un levantamiento de los chilenos, son expulsados de Iquique.

El pueblo chileno debe estar profundamente agradecido de estos caballeros españoles. Pero, como lo expresa don Rafael de la Presa Casanueva, “el acto de los españoles en Iquique, no solo se circunscribió al piadoso enterrar a los muertos, sino también, a dar socorro material y espiritual a los sobrevivientes de la épica hazaña”

Al producirse en noviembre de 1879, la ocupación chilena en Iquique, se nombra como su primer Alcalde al Almirante don Patricio Lynch Solo de Saldivar, quien solicita a don Eduardo integrarse al Municipio dentro de los planes de organización de la ciudad. Posteriormente fue nombrado por España Vicecónsul, título que mantuvo hasta su alejamiento del país.

En noviembre de 1879 al tomar el control las fuerzas chilenas, comienza el retorno de chilenos a la ciudad, reorganizando la 6ª Cía. y acuerdan cambiar el nombre de “Chilena” por “Sargento Juan de Dios Aldea”.

Una vez ocupada Iquique por las fuerzas chilenas los bomberos de la 6ª Cía. toman como suya la difícil tarea de ubicar los restos del Sargento Juan de Dios Aldea. Primero hablaron con los médicos quienes les informaron que tenía un brazo amputado, varios impactos de balas y parte de su cuerpo destrozado. Por estos mismos datos, son informados que sus restos no fueron sepultados en una tumba separada como Prat y Serrano; sino que fueron tirados a la fosa común del cementerio.
Con la autorización del Administrador del Cementerio local, remueven “toda la fosa común del cementerio” hasta que ubican los restos del Sargento Aldea, de los cuales se transforman en custodios permanentes. Conservan los restos en su cuartel hasta que son trasladados al Monumento a los “Héroes de Iquique” en Valparaíso, donde descansan junto a su Comandante y la tripulación inmortal de la “Esmeralda”.

Es importante señalar que como consecuencia del Combate Naval de Iquique y el heroico desempeño de su gloriosa tripulación, el 29 de mayo la 2ª Cía. “Bomba Sur” de Santiago se reúne en Sesión de Compañía y acuerda cambiar su nombre por el de “Bomba Esmeralda” en eterno homenaje a la gesta heroica donde combatieron dos de sus más preclaros voluntarios; el Guardiamarina Ernesto Riquelme Venegas y el Cirujano 1º Dr. Francisco Cornelio Guzmán Rocha, a quienes en póstumo homenaje se les pasa lista eterna en todos los actos de servicio.
También el 29 de mayo veintidos quintinos de Santiago escriben a su Capitán solicitando el cambio de nombre de la 5ª Cía. “América” por el del Héroe Mártir “Arturo Prat Chacón”, y que fundamentan señalando que debe estar en la mente y el corazón de todos los chilenos, que debe ser sagrado talismán de los que defienden la honra de la patria en que como la nuestra, alguna vez suele exigir, abnegación y acaso heroísmo. La petición fue aceptada por todos los integrantes de la 5ª Cía. y ratificada por el Directorio General del Cuerpo de Bomberos de Santiago.

Al terminar la Guerra del Pacífico, don Eduardo Llanos y Álvarez de las Asturias deja el Norte y regresa a Santiago, donde se incorpora a la 10ª Cía. “Bomba España” (se aprobó su ingreso en Sesión de fecha 4 de octubre de 1892), para el día 12 de octubre durante una majestuosa celebración que recordó en Santiago el descubrimiento de América, don Eduardo fue el gallardo portaestandarte de la bandera española, que compartía honores con la italiana y la de todos los países americanos. En la actualidad en la testera del Salón de Sesiones de la “Décima” hay un cuadro con la figura de este noble bombero español.

Don Rafael de la Presa en su libro los Primeros Noventa Años del Circulo Español, nos entrega algunos importantes antecedentes de don Eduardo resumiendo hasta el día de su despedida de Chile en 1897 de la siguiente manera: “Don Eduardo Llanos, que cuando estaba en Santiago hacía del Círculo su casa, pues se lo recibía como a socio de honor, no aceptándosele el pago de cuotas - nadie olvidaba que su gesto había hecho posible el nacimiento del Círculo - se despedía de la Institución, regalándole 27 tomos de la “Biblioteca de Clásicos” de Rivadeneyra, que felizmente aún se conservan, teniendo cada uno de ellos, en su primera página, la firma autógrafa del insigne español. El señor Llanos había sido nombrado por la firma salitrera, Granja, Domínguez y Astoreca (todos sus socios, españoles), Agente en Inglaterra y en España para hacerle propaganda al consumo del salitre. También gestionaría se estableciera una línea de vapores entre Gijón y Valparaíso. Largos años cumplió esas funciones, antes de retirarse de los negocios y volver a su pueblo natal, Corao (Asturias), en donde fallece y es sepultado el 4 de marzo de 1927.

Don Eduardo Llanos y Álvarez de las Asturias, puede ser considerado como el personaje de la historia de nuestro país que, junto al mártir de la “Bomba España” de Santiago, Teniente 2º don Luis Aixalá Plubins, muerto en Acto de Servicio en Valparaíso el 9 de marzo de 1930, aúna mejor los principios hispano bomberiles en Chile. Español de cuna y entregando entusiasta el espíritu hispano en nuestro país; bombero voluntario de dos compañías chileno españolas que hoy son parte de la Confederación de Bombas Españolas de Chile y rescatando para Chile lo más sagrado que puede tener un país, los cuerpos de sus héroes.
Valparaíso 1851 (hrm-cca)

Agradecimientos a:
Edmundo Enriquez González, 7ª Cía. “Bomba España”, Valparaíso.
Patricio Robles Simon, ex 10ª Cía. “Bomba España”, Santiago
Nelson Burboa Bustos, 12ª Cía. “Bomba Iquique”, Iquique
Carmen Meneses Fernández-Baldor, “Asturianos con biografía”, La nueva Quintana (suplemento cultural de La Nueva España), 1995

18 comentarios :

Batu dijo...

Como es pequeño el mundo, y como lo hace más pequeño la internet... derrepente me dieron ganas de buscar los origenes de mi apellido Llanos, en base a una carta que mi familia ha tenido desde que la recibiera mi fallecido abuelo Eduardo Llanos García hace mucho tiempo atrás del Circulo Español, y me vengo a encontrar con esta página... agradezco mucho en nombre de mi tatara, tatara abuelo el tributo que se ha hecho en esta página, y la oportunidad que me han dado de sentirme aún más orgulloso de mi desencencia.
Gracias de Corazón.

Patricio González Llanos.

yolanda sobero dijo...

En el cementerio de Corao, la sepultura de Eduardo Llanos está cubierta con una placa de agrecimiento de la armada chilena.
En Corao, Eduardo LLanos es recordado por la escuela que creó.

yolanda sobero
Periodista (nacida en Corao- Asturias)

Biki dijo...

Hola: en estos momentos me encuentro realizando una investigación respecto a los testimonios del Combate naval de Iquique, y me encontré con un relato de uno de los descendientes de E. Llanos, pero el testimonio escrito se ha perdido, me gustaria saber si alguien conoce si él escribió sus memorias...o dejó cartas, etc.

Korke dijo...

Batu, soy Jorge Llanos.
Es interesante lo que comentas.
Tenemos un sitio en facebook donde puedes acceder al link del sitio que esta construyendo el arbol genealogico de los Llanos en Chile. Si te interesa aportar a este proyecto, ingresa y hazte miembro aquí:
http://www.facebook.com/group.php?gid=23755987289
El sitio es privado, luego es de confianza.

Ildefonso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ildefonso dijo...

Eduardo LLanos Alvarez de las Asturias dejó constancia de su vida y un resumen de ella, en el afirma que no se casó ni tuvo descendencia.
Así que lo siento, pero Batú, no puedes ser su tataranieto y Jorge no tiene razón de ser que incluyas a Eduardo Llanos Álvarez de las Asturias en tu árbol genealógico.
Saludos
Ildefonso de Noriega
Corao - Cangas de Onis

Ildefonso dijo...

Eduardo LLanos Alvarez de las Asturias dejó constancia de su vida y un resumen de ella, en el afirma que no se casó ni tuvo descendencia.
Así que lo siento, pero Batú, no puedes ser su tataranieto y Jorge no tiene razón de ser que incluyas a Eduardo Llanos Álvarez de las Asturias en tu árbol genealógico.
Saludos
Ildefonso de Noriega
Corao - Cangas de Onis

Korke dijo...

Ildefonso

No he incluido a Eduardo en el árbol genealogico, es solo una sugerencia.
Pero tambien debes saber que no todo lo escrito es verdad, hay prejuicios que obligan a tergiversar la hsitoria para parecer de una vida perfecta.

Ildefonso dijo...

¿Como se puede dudar de un personaje intachable como Eduardo Llanos?, que amó tanto su país de acogida (Chile), como a su país de origen (España), que procuró el bienestar para el pueblo chileno y aquellos que le rodeaban. No puede haber dudas sobre su honorabilidad.
Mi esposa Carmen Meneses Fernández -Baldor, es la autora de la Biografía de Eduardo Llanos y para escribirla se documentó en sus cartas de forma rigurosa.
Respecto a tu comentario , te falta decir que también hay personas, que por sus prejuicios, quieren tergiversar la historia para tener una ascendencia perfecta aún a costa de dudar de su pretendido antepasado.
Saludos
Ildefonso de Noriega

Claudio dijo...

Hola a todos...

Mi nombre es Claudio Llanos y solo quería contarles que encontré muy buena la publicación... Mi familia siempre me contó desde pequeño que nuestra familia venia de españa y que teníamos un antepasado que había rescatado el cuerpo de Arturo Prat.
No he leído las biografías de las que hacen referencias, pero de todas formas creo que nunca se puede estar tan seguro de algo...

A finales de mes viajare a españa y quizás pase a ver a Asturias y ver la ciudad de donde viene mi familia...

saludos a todos..

Silda dijo...


pues,me encuentro con este desconocido e increible personaje, buscando al bisabuelo . Manuel Uria Uria, cuya madre es como el, de la casa de Nava. Entre ellos ,por apellido y lugar,el parentesco es seguro.Si supierais mas lo agradeceria ,pues ando recopilando y escribiendo su biografia. gracias. Es gozoso encontrar grandes hombres

Batu Llanos dijo...

Estimado Ildefonso, curioso su comentario aunque aplaudo su pasión por desmentir lo que nos refuta, mi comentario no es infundado y por cierto que también he hecho mi propia investigación, quizá no tan acabada como la de su esposa pero no por ello menos valida en sus datos, le comento que lo primero que me llevó al tema es la carta que antes menciono... o quizá usted diría que la carta es falsa y el círculo español ( que si es verídico y comprobado que fueron ellos quienes la enviaron) se refería a otro Eduardo Llanos y Alvarez de las Asturias?, quien, y cito (con dicha carta en mano) "D. Eduardo Llanos y Alvarez de las Asturias es citado en muchos párrafos especiales de varias páginas, muy destacada y elogiosamente, y su retrato aparece en el libro", libro titulado por cierto "Los Primeros Noventa Años del Círculo Español" de quien fuera autor el distinguido hispanista, ex Parlamentario y Embajador, Don Rafael de la Presa Casanueva, cuyo subtitulo explica (según dice la carta) Historia de los españoles en Chile, desde que fueron considerados extranjeros hasta que dejaron de serlo 1817 - 1957"
Ojo, no es por rebatirle nada, con todo respeto es sólo una simple recomendación de lectura.
Saludos Cordiales.

Anónimo dijo...

Greetings! I know this is kinda off topic but I'd figured I'd ask.
Would you be interested in exchanging links
or maybe guest authoring a blog post or vice-versa? My website goes over a lot of the same subjects as yours and I think we could greatly benefit from each other.
If you happen to be interested feel free to shoot me
an e-mail. I look forward to hearing from you! Fantastic blog by the way!


My blog post - adult baseball bats

Anónimo dijo...

Good day! I know this is kind of off topic but
I was wondering if you knew where I could find a captcha plugin for my
comment form? I'm using the same blog platform as yours and I'm having difficulty
finding one? Thanks a lot!

my web blog - chin straps for snoring

Alberto Llanos dijo...

Efectivamente Edo Llanos no tuvo descendencia directa en Chile. Tampoco matrimonio. Si flia. La historia no cuenta todo en especial aquella parte de sus relaciones personales que dan cuenta no solo de sus acciones respecto del combate de Iquique sino de su actuar posterior que algunos omiten.

Alberto Llanos dijo...

Como en todas las cosas de la vida, dudo que el llegara solo a Chile por arte de magia. Mas bien vino o llego x familiares que se establecieron en Chile y de los cuales hay diversos registros. Uno de ellos esta en el cementerio de disidentes en Valpo donde existe un magnifico mausoleo de la flia Llanos. Recomiendo a los interesados visitarlo y de aportar a los gastos comunes (mantencion) de los ultimos 100 anos

Alberto Llanos dijo...

Si bien es cierto la biografia que se publica es +/- cierta solo hay incongruencias de fechas y epocas pues nuestro a solteron no solo se le debe ls dignidad del trato a Prat sino que los favores que presto a su flia. lo que se omite en todos los libros y que nunca fue correspondido.(al mas puro amor en tiempos del colera)

francisco llanos arzola dijo...

desde ahi puede ser que venga este espiritu bomberil de mi hermano y yo saludos !!